La Fisioterapia es una carrera universitaria, dentro de la rama de las ciencias de la salud que ofrece una alternativa terapéutica no farmacológica que, en muchos casos, ayuda a paliar los síntomas de múltiples dolencias, tanto agudas como crónicas. Frecuentemente se relaciona la Fisioterapia o a los Fisioterapeutas con el masaje, pero su arsenal de técnicas terapéuticas es mucho más amplio.

¿Cuándo acudir al fisioterapeuta?

Aunque la fisioterapia se use principalmente cuando tenemos algún problema tanto muscular como articular, una parte muy importante de nuestro campo de actuación es en la prevención. La prevención es fundamental tanto si haces deporte, para evitar lesiones musculares y tendinosas, como si pasas muchas horas sentado delante del ordenador... Es especialmente recomendable al empezar a notar alguna molestia en la rodilla o en la espalda.

En el centro de Fisioterapia Buendía te ayudamos en:
  1. Traumatología: esguinces, fracturas, contracturas musculares, roturas fibrilares, luxaciones, tendinitis, recuperación postoperatoria, prótesis, dolores vertebrales (cervicalgias, dorsalgias, lumbalgias),etc.
  2. Reumatología: artosis, artritis, osteoporosis, fibromialgia, etc.
  3. Neurología: hemiplejia, lesiones medulares, ciática, hernias de disco, parálisis nerviosas, Lesión medular, etc.
  4. Geriatría: gerontogimnasia, pérdidas de movilidad y funcionalidad del paciente anciano.
  5. Ortopedia: Escoliosis, cifosis, hiperlordosis, deformidades articulares, etc.
  6. Pediatría: Parálisis cerebral infantil, tortícolis congénita, parálisis braquial, espina bífida, etc.
  7. Deporte: Prevención y tratamiento de lesiones deportivas.
  8. Postquirúrgica: cicatrices queloides, retráctiles, etc.
  9. Ergonomía: Higiene postural y Escuela de la Espalda.